Comprar el procesador o CPU de la PC: lo que necesitas saber

Guía para comprar un procesador o CPU, cuál comprar y qué características buscar según el uso del ordenador

Uno de los Componentes más importantes de una computadora. es sin lugar a dudas el procesador, también llamado CPU (es decir, Unidad Central de Procesamiento).

Cuando compramos una PC nueva puede resultar difícil entender el valor de la CPU, dado que se encuentra entre las siglas que se muestran. Es realmente difícil entender qué modelo es superior al otro..

Para elige un nuevo procesador para tu PC (o un ordenador nuevo), tendremos en cuenta las características técnicas, el año de lanzamiento, el fabricante y también el precio.

1) Errores al elegir la CPU

Hay toneladas de rumores y rumores sobre procesadores que confunden a los usuarios a la hora de adquirirlos: un procesador con mayor frecuencia o más núcleos no significa que sea superior a uno más moderno.

Aunque al mismo tiempo las diferencias entre velocidad de reloj y número de núcleos son importantes si hablamos de procesadores del mismo fabricante o lanzados el mismo año.

Comparar procesadores sólo por velocidad de frecuencia era significativo hasta hace 20 años, pero no hoy en día, ya que los procesadores siempre muestran más o menos las mismas características. Una vez que se alcanzaba una determinada velocidad y número de núcleos, ya no se podía exceder el límite sin afectar significativamente el consumo de energía y la liberación de calor.

Estos límites se irán superando con el tiempo con las nuevas tecnologías (haciendo los transistores cada vez más pequeños), pero por ahora los procesadores de ordenadores y más aún los de los teléfonos móviles tienen características comunes que no se pueden superar.

Para saber más podemos leer nuestra guía en ¿Qué significa CPU "Core" y qué velocidad tiene un procesador multinúcleo?.

2) Características e información útil sobre el procesador.

Un buen procesador de computadora moderno debe tener las siguientes características a considerar al comprar:

  • velocidad de reloj y número de núcleos: estos parámetros cuentan para medir el rendimiento de una CPU, pero sólo si hablamos de procesadores de la misma marca, que fueron lanzados con uno o dos años de diferencia como máximo. Por lo tanto debemos comprobar la fecha de lanzamiento de una CPU porque, con los mismos núcleos y velocidad, el último procesador siempre es mejor. Como regla general, asegurémonos de que el procesador tenga al menos 4 núcleos y una frecuencia mínima de 2 GHz.
  • fabricante de procesadores: si debes comprar un procesador para una PC nueva basta con elegir la nueva serie y, como es sabido, hay dos marcas de procesadores para PC: AMD e Intel. Los procesadores AMD tienen una muy buena relación calidad/precio y son excelentes para PC de uso diario para cualquier propósito, mientras que las CPU Intel se consideran las mejores para configuraciones de juegos o para multitarea avanzada, especialmente cuando se trata de computadoras de alta gama.
  • overclocking: podemos comprobar inmediatamente si el procesador elegido es overclockablees decir, si puede aumentar el rendimiento de la CPU con un overclocking fácil para obtener más potencia (lo que a menudo conduce a inestabilidad y consumo de energía). Podemos encontrar modelos fácilmente overclockables acompañados de la letra K o X (que indica la posibilidad de overclockearlos desbloqueando el multiplicador).
  • Sistema de refrigeración: para enfriar el procesador se utiliza un disipador con ventilador, en algunos casos integrado (pero hay muchos modelos que no integran el sistema de refrigeración); Si la CPU es muy potente, es recomendable comprar siempre una potente disipador de calor.
  • Caché del procesador: una memoria integrada en la CPU que agiliza los cálculos del procesador. El caché puede ser de nivel L1, L2 o L3 (los niveles básicos) pero ahora también pueden presentar nuevos sistemas de almacenamiento de caché y memoria, disponibles pero a medida que los transistores se hacen cada vez más pequeños.
  • Tarjeta de video integrada (APU): en algunas CPU queda tanto espacio en el interior que también es posible encontrar una GPU integrada, que trabajará en paralelo con los componentes del procesador para generar imágenes a buena velocidad. Este tipo de procesador (llamado Apu) es típico del fabricante AMD pero ahora Intel también ha integrado un componente de vídeo adecuado en sus procesadores destinados a uso doméstico.
  • Enchufes: Las CPU Intel y AMD no sólo se diferencian en su construcción, sino también en la conexión o zócalo a la placa base del ordenador. Esto significa que si tienes un PC con un determinado tipo de placa base, es posible que te veas obligado a instalar en su interior un procesador de una marca u otra. También tenga en cuenta que las diferentes generaciones de procesadores Intel tienen diferentes zócalos.

Al momento de escribir este artículo, la arquitectura de escritorio actual de AMD es la serie Ryzen (3, 5, 7 y 9) reconocible por número de serie 7xxx (preferido para la transición al nuevo zócalo AM5). La arquitectura Intel actual se llama Intel Core (i3, i5, i7 e i9) y es reconocible por número de serie 14xxx (pero la serie 13xxx también es buena y sigue siendo lo suficientemente moderna para el uso diario con el mismo enchufe LGA 1700).

Una vez que haya decidido la gama y línea de procesadores que desea comprar, vale la pena comprobar algunas otras cosas antes de gastar el dinero.

Para profundizar en estas discusiones, en otro artículo analizamos la diferencias entre procesadores Intel y AMD Y cuál elegir entre Intel i3, i5, i7 y i9.

Para obtener más ayuda, existen sitios como CPUBoss para comparar el rendimiento de diferentes procesadores y ver cuál es mejor.

3) Actualizar un procesador existente

Si quieres comprar un procesador para actualizar el que ya está presente en la PC Es importante saber qué tipo de procesador ya tenemos y el socket soportado (es decir, los contactos disponibles para pasar datos en la placa base).

En Windows escribimos "Gestión de dispositivos" en el menú Inicio y en la siguiente pantalla ampliamos el "procesadores" para encontrar el nombre de la CPU. Para obtener más información y también obtener el socket preciso podemos programas como CPU-Z para saber, precisamente, qué procesador tenemos, qué placa base y qué socket utilizamos.

También tenga en cuenta que es posible que una placa base antigua no admita procesadores de última generación: en estos casos, tendrá que comprar una CPU que no se haya lanzado muchos años después que la placa base o cambiar la placa base junto con la CPU (la elección más sabia).

Para más información podemos leer nuestra guía en mejores combinaciones Placa base y procesador (Intel o Ryzen).

4) Guía de compra

Para comprar un procesador puedes buscar en Amazon donde realmente no faltan ofertas y donde podrás leer los numerosos comentarios que nos ayudarán en tu elección, sin olvidar el Garantía ofrecida por el sitio de comercio electrónico.probablemente el mejor para corregir errores de configuración.

Allá ranking de las CPU más vendidas es un excelente punto de partida, con precios muy variables desde 70 euros hasta 350 y más.

Los mejores procesadores Intel se enumeran a continuación (con sus precios):

  • IntelCore i3-13100 (161€): procesador de escritorio con 4 núcleos (4 P-cores + 0 E-cores), 12 MB de caché y frecuencia de hasta 4,5 GHz.
  • Intel Core i7-13700K (428 €): procesador de escritorio con 16 núcleos (8 P-cores + 8 E-cores), 30 MB de caché y frecuencia de hasta 5,4 GHz.
  • Intel Core i5-14600K (384€): procesador de sobremesa con 14 núcleos (6 P-cores + 8 E-cores), 24 MB de caché y frecuencia de hasta 5,3 GHz.
  • Intel Core i7-14700KF (469 €): procesador de escritorio con 20 núcleos (8 P-cores + 12 E-cores), 33 MB de caché y frecuencia de hasta 5,6 GHz.
  • Intel Core i9-14900KF (661€): procesador de escritorio con 24 núcleos (8 P-cores + 16 E-cores), 36 MB de caché y frecuencia de hasta 6 GHz.

Si por el contrario queremos centrarnos en AMD, aquí tienes los mejores modelos:

  • AMD Ryzen 5 7600X (250€): procesador de escritorio con 6 núcleos físicos y 12 núcleos lógicos, 38 MB de caché y frecuencia hasta 4,7 GHz.
  • AMD Ryzen 7 7700X (350€): procesador de sobremesa con 8 núcleos físicos y 16 núcleos lógicos, 40 MB de caché y frecuencia hasta 5,4 GHz.
  • AMD Ryzen 7 7800X3D (416€): procesador de escritorio con 8 núcleos físicos y 16 núcleos lógicos, 104 MB de caché, chip gráfico AMD RDNA 2 integrado y frecuencia de hasta 5 GHz.
  • AMD Ryzen 9 7900X (425€): procesador de escritorio con 12 núcleos físicos y 24 núcleos lógicos, 76 MB de caché y frecuencia de hasta 4,7 GHz.
  • AMD Ryzen 9 7950X3D (711€): procesador de escritorio con 16 núcleos físicos y 32 núcleos lógicos, 144 MB de caché, chip gráfico AMD RDNA 2 integrado y frecuencia de hasta 5,7 GHz.

¿Tenemos que cambiar también la placa base junto con la CPU? A continuación señalamos los mejores modelos de placas base capaces de soportar los procesadores enumerados anteriormente.

  • ASUS TUF GAMING H770-PRO WIFI (247€): placa base con soporte para chipset Intel H770, socket LGA 1700, factor de forma ATX, memorias RAM DDR5 y slot PCIe 5.0.
  • ASUS ROG STRIX B760-F (267€): placa base con soporte para el chipset Intel B760-F, socket LGA 1700, factor de forma ATX, memorias RAM DDR5 y slot PCIe 5.0.
  • ASUS TUF GAMING B650-PLUS WIFI (241€): placa base con soporte para el chipset AMD B650, socket AM5, factor de forma ATX, memorias RAM DDR5 y slot PCIe 5.0.
  • ASUS PRIME X670-P (274€): placa base con soporte para el chipset AMD X670, socket AM5, factor de forma ATX, memorias RAM DDR5 y slot PCIe 5.0.
  • MSI MAG X670E TOMAHAWK WIFI (320€): placa base con soporte para el chipset AMD X670E, socket AM5, factor de forma ATX, memorias RAM DDR5 y slot PCIe 5.0.

Al utilizar la placa base adecuada tendremos una idea clara de qué comprar junto con el nuevo procesador.

Conclusiones

Ahora que ya sabemos todo sobre los procesadores de PC, veamos cómo controlar este componente en función del PC que pretendamos comprar; si usted tiene que comprar una computadora lista para usar y no hay planes para realizar personalizaciones o actualizaciones especiales.

Si necesitamos montar un PC para uso general, AMD ahora ofrece una cantidad muy alta de núcleos y frecuenciasapto para cualquier programa que pretendamos utilizar.

Si quieres una computadora para juegos, apuntamos ciegamente a un procesador Intel; Aunque los AMD de última generación proporcionan toda la potencia necesaria para los juegos, siempre recomendamos optar por Intel a la hora de montar un PC destinado al gaming; Para obtener más información, podemos leer nuestras guías de IA. Las mejores computadoras portátiles para juegos y en Los mejores componentes de hardware para convertirte en la PC más potente de todos los tiempos..

Índice
  1. 1) Errores al elegir la CPU
  2. 2) Características e información útil sobre el procesador.
  3. 3) Actualizar un procesador existente
  4. 4) Guía de compra
    1. Conclusiones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir