Saltar al contenido

¿Qué es y por qué usarlo?

Cada día, miles de computadoras y teléfonos se conectan a Internet para realizar una actividad en particular: buscar, descargar, transmitir charla en grupos de discusión… Sin embargo, una vez conectados a Internet, que designamos como “una red común”, a menudo dejamos rastros de nuestras actividades que pueden ser interceptados (por terceros) y reutilizados contra nosotros mismos. Obviamente, a todos les gustaría mantener en secreto la actividad digital que realizan en Internet y, por lo tanto, proteger sus datos personales o profesionales. Para lograrlo, el uso de una VPN es fundamental. Hoy en día, la VPN se ha convertido sin duda en la herramienta más adecuada para mantener en secreto tu vida en Internet, pero también para protegerte de las intrusiones perpetradas por piratas informáticos.
Usando una VPN

¿Qué es una VPN?

Concretamente, una VPN (Red privada virtual en inglés) es una tecnología que permite establecer una conexión entre dos entidades físicas distantes entre sí, por ejemplo un teléfono e Internet para asegurar toda la información que circula entre estas entidades. Una vez que se establece la conexión entre el teléfono e Internet a través de la red VPN, todo el tráfico telefónico en Internet (actividades realizadas) se cifra para que sea inaccesible para el público en general. VPN garantiza una conexión segura a Internet y, por lo tanto, representa una herramienta poderosa que permite a cualquieramantener la privacidad en la web.

¿Cuáles son los beneficios clave de usar una VPN?

Hay muchas ventajas al utilizar una VPN. Al ocultar la dirección IP del teléfono o de su computadora, VPN te da anonimato cuando navega por Internet. Para proteger sus datos como sus correos electrónicos, el uso de una VPN es esencial. Esta tecnología protege sus datos mientras se transfieren, evitando que los piratas informáticos o cualquier persona de mala fe los intercepten y descifren. Igualmente, la VPN permite eludir las restricciones geográficas impuestas en algunos países con respecto al uso de redes sociales, plataformas de descarga o canales de televisión. China, por ejemplo, censura el uso de las redes sociales más utilizadas en el mundo. El uso de una VPN le permitirá obtener una nueva dirección IP extranjera que especifique que la conexión a Internet se establece desde un país extranjero, lo que le permite acceder a estas redes incluso si tiene su sede en China. Esta es una buena manera, por ejemplo, de ver un video de YouTube bloqueado en su país. Ahora que está informado de la posibilidad de asegurar sus datos y mantener la privacidad en Internet, todo lo que tiene que hacer es acercarse a un proveedor que ofrece VPN confiables y eficientes.