Saltar al contenido

3 cosas que esta herramienta no puede garantizar

Las VPN son herramientas muy eficiente en materia de protección de datos personales y privacidad. Sin embargo, conocen ciertos límites que los proveedores a veces olvidan, más o menos intencionadamente, especificar. Te preguntas ¿Cuáles son los límites de una VPN? Aquí hay 3 cosas que esta herramienta no puede garantizar.
Límites de VPN

Anonimato total: un objetivo poco realista

Para apreciar la VPN y todas las herramientas de protección en su verdadero valor, es importante comprender una cosa: es IMPOSIBLE ser completamente anónimo en Internet. Ninguna herramienta, ya sea una VPN, un proxy o incluso la infame red Tor, puede asegurarle honestamente que es absolutamente imposible rastrearlo hasta que lo esté usando. Y por una buena razón, el anonimato implica la ausencia total de datos enviados. Sin embargo, incluso escondido detrás de una VPN, siempre dejará al menos un tipo de datos cuando se conecte. Junto con otros elementos, puede identificarte. Además, los proveedores de VPN tienen obligaciones legales que van en contra del anonimato total. Sin embargo, pueden garantizar la protección de su información personal frente a terceros. Se llama privacidad, que es la única promesa realista que un proveedor de VPN puede hacerle.

El no log: una política imposible de aplicar

El no registro, entendiendo la ausencia total de registro, de sus datos de conexión, es una promesa hecha por algunos proveedores de VPN. Se supone que esta política garantiza una confidencialidad óptima. Problema: el total sin registro es, en realidad, una promesa de marketing imposible. Por un lado, por motivos relacionados con el funcionamiento mismo de una infraestructura tan importante como la de una red VPN, como subraya el sitio Master-VPN.fr en su opinión sobre ExpressVPN.
Sin el registro de datos, ¿cómo podría el operador gestionar las solicitudes de DNS, solucionar problemas de la red en caso de un problema o incluso ofrecer suscripciones adaptadas a su consumo de datos? Un proveedor de VPN que en realidad no impusiera ningún registro proporcionaría un servicio deficiente.
Además, en muchos países, se les exige que conserven los datos de conexión de sus clientes durante un período que va desde varios meses hasta varios años.

Impunidad en la web: no con una VPN

Si bien VPN está destinado a ser una herramienta de privacidad, algunas personas lo dicen con un propósito completamente diferente. Sintiéndose fuertes en la protección que ofrece, creen que pueden participar en actividades contrarias a las leyes de su país con impunidad. Pero, incluso con una VPN, es imposible tener total impunidad en la web. Como mencionamos anteriormente, nunca serás verdaderamente anónimo en la web. Lo que significa que, si infringe la ley, aún está sujeto a enjuiciamiento. Si bien hay poco riesgo de descargar algunas películas de vez en cuando, está arriesgando mucho si usa su VPN para dañar a otros. Siempre tenga en cuenta que la única forma de tener tranquilidad en Internet es seguir la ley.
Una VPN es una gran herramienta de privacidad, lo que le permitirá asegurar su conexión y navegar con total confidencialidad. A pesar de la comunicación a veces cuestionable de ciertos proveedores, una VPN no tiene el poder de otorgarle un anonimato completo. La política de no registro, cuando se promociona, es una promesa de deshonestidad o el riesgo de un mal servicio. Finalmente, ninguna herramienta puede eximirlo de cumplir con la ley sin correr el riesgo de enfrentarse a las consecuencias de sus acciones. Si tiene esto en cuenta, ¡podrá aprovechar al máximo su VPN!